Nueva edición 2020 del Informe sobre Desarrollo Sostenible


Informe SDSN sobre Desarrollo Sostenible 2020

El nuevo Informe sobre Desarrollo Sostenible 2020, elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés) y la fundación Bertelsmann Stiftung, sitúa a España en la posición 22 de un total de 193 países, en términos de desarrollo sostenible. Nuestro país se ubica justo detrás de Canadá y Corea del Sur, y por delante de otros países europeos como Polonia, República Eslovaca, Portugal e Italia. Como en años anteriores, el Índice ODS 2020 está encabezado por tres países nórdicos: Suecia, Dinamarca y Finlandia.

El índice toma como base los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que conforman la Agenda 2030, aprobada en 2015 por los 193 estados miembros de las Naciones Unidas. Estos objetivos buscan mejorar la vida de las personas, sin dejar a nadie atrás, y abordar un desarrollo sostenible que tenga en cuenta la interconexión necesaria entre el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medioambiente.

El Informe sobre Desarrollo Sostenible 2020 incluye un ranking de rendimiento (denominado Índice ODS) que muestra los avances realizados por todos los países hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, esta edición incluye los posibles impactos a corto plazo de la COVID-19 en los ODS y describe cómo éstos pueden ser la hoja de ruta para la recuperación.

Es preciso destacar que los retrasos en la publicación de datos a nivel internacional no han permitido reflejar el impacto de la pandemia en los ODS en términos de salud, reducción de la pobreza, desarrollo económico y social, y protección del medio ambiente.


Situación en España

A pesar de que nuestro país baja un puesto en el ranking, España está por encima del rendimiento medio de la región y, entre 2019 y 2020, mejoró ligeramente su rendimiento absoluto, pasando del 77,8% al 78,1% (esto es, se encuentra más cerca de lograr los ODS al 100%). España obtiene sus mejores resultados en el ODS 6 (agua limpia y saneamiento), el ODS 7 (energía asequible y no contaminante), el ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas) y el ODS 3 (salud y bienestar). En otros Objetivos, como los relacionados con patrones de producción y consumo o en los relacionados el clima y la biodiversidad, persisten algunos retos; entre otros, garantizar la igualdad de oportunidades para todos los grupos poblacionales, avanzar en una economía circular o reducir las emisiones de CO2.


Desde el pasado año, España ha mejorado sus datos relativos al ODS 5, de igualdad de género, el ODS 9 de innovación, industria e infraestructuras y el ODS 11, de ciudades y comunidades sostenibles. Sus resultados han empeorado con relación al ODS 15, de ecosistemas terrestres. El ODS 2 de erradicación del hambre y la malnutrición, y el ODS 13 de acción climática se mantienen en rojo para España, con grandes retos – entre los que se encuentran los índices de obesidad o las emisiones de Co2 y la tasa efectiva de descarbonización – aún por resolver, lo que obstaculiza que ambos objetivos puedan alcanzarse en el plazo previsto.


Análisis de tendencias

Según el panel de Tendencias ODS, las previsiones de evolución para España empeoran ligeramente, al pasar a rojo la flecha de tendencia relativa a la acción climática. También empeora la tendencia para los ODS relativos a educación y energía limpia y accesible. Mejora sin embargo el trabajo realizado para fortalecer las instituciones.


Seis transformaciones para apoyar una recuperación sostenible y justa

El informe señala que entre el año 2015 y 2019, la comunidad global alcanzó un progreso significativo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El progreso varía según los ODS, las regiones y los países. Sin embargo, ningún país está en camino de alcanzar todos los ODS.

El informe constata que es probable que la COVID-19 tenga graves impactos negativos a corto plazo en la mayoría de los ODS. La crisis sanitaria amplifica seriamente las desigualdades de ingresos y otras formas de desigualdad. Uno de los puntos positivos son los reducidos impactos ambientales como resultado de la disminución de la actividad económica. Un objetivo clave es restaurar la actividad económica sin restaurar los viejos patrones de degradación ambiental.

Los ODS y las Seis transformaciones de los ODS deberían guiar la recuperación y ayudar a reconstruir mejor. Ningún país estará a salvo de la pandemia a menos que todos los países tengan el virus bajo control. Por ello, el informe identifica cinco medidas clave que la cooperación internacional debe incluir:

  1. Difundir rápidamente mejores prácticas.
  2. Fortalecer los mecanismos de financiación para los países en desarrollo.
  3. Apoyar las regiones críticas que enfrentan riesgo de hambruna.
  4. Garantizar la protección social.
  5. Promover nuevos medicamentos y vacunas.

El informe se basa en datos procedentes de organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE. También utiliza datos generados por centros de investigación y por la sociedad civil. Como en ediciones anteriores, el análisis está limitado por la disponibilidad, la calidad y la comparabilidad de los datos, que deben permitir una comparación entre 162 países. El informe también incluye una tabla que explica estas limitaciones.